Airbnb solo anunciará pisos que estén registrados en la Junta de Andalucía

Airbnb implementará a partir de mayo de este año un sistema de registro ‘on line’ simplificado que “facilitará que los anfitriones andaluces cumplan con las leyes de alquiler turístico”. Una vez puesto en marcha, el portal no publicitará propiedades que no estén dadas de alta en el Registro de Viviendas Turísticas de la Junta de Andalucía, esto supone una medida eficaz para la lucha contra las viviendas ilegales.

El sistema consiste en añadir una nueva funcionalidad a la plataforma, “requiriendo a los anfitriones de toda Andalucía registrar su vivienda destinada al alquiler turístico, obteniendo así un número de registro de Turismo de Andalucía para incluirlo de manera visible en su anuncio”. La entidad ha informado que para los anfitriones que ya están registrados, “se facilitará que puedan incluir el número de registro en su anuncio de manera directa”.

Desde Airbnb defienden que, “implementando este nuevo sistema, inédito en España, todavía más familias podrán beneficiarse de compartir su hogar”, así como destacan que ha lanzado “de manera exitosa” sistemas de registro similares en otras comunidades, como Portugal, San Francisco y Chicago, y se mantiene “comprometida con trabajar con los líderes locales para implementar regulaciones justas que permitan que el ‘home sharing’ crezca de manera responsable y sostenible”.

Entra en vigor el nuevo decreto de ordenación de los campamentos de turismo en Andalucía

El Consejo de Gobierno de Andalucía ha aprobado el nuevo decreto de ordenación de los campamentos de turismo en Andalucía, que adapta la normativa autonómica a los nuevos formatos de alojamiento y garantiza la calidad de los servicios que se ofrecen al visitante. Entre las novedades, se establecen modificaciones al decreto de 2002 sobre Turismo en el Medio Rural y Turismo Activo, se implanta una clasificación por categorías mediante estrellas  para los campings y se regulan, por primera vez, las áreas de autocaravanas.

El decreto ha entrado en vigor el jueves 8 de febrero de 2018 tras su publicación en el Boletín Oficial de la Junta. Leer el decreto en el BOJA.

La norma incluye varias modificaciones del decreto de Turismo en el Medio Rural y Turismo Activo de 2002, con los objetivos de revisar la definición de medio rural para clarificar la clasificación de los establecimientos de alojamiento de esta modalidad; ampliar y precisar la exigencia de un seguro de responsabilidad civil a las empresas de turismo activo, y permitir la existencia de viviendas con fines turísticos en este ámbito. En el primero de estos aspectos, se revisan los criterios de definición para incorporar otros indicadores de tipo socioeconómico.

Asimismo, el decreto define los campamentos de turismo como establecimientos de alojamiento que, ocupando un espacio de terreno delimitado, acondicionado y dotado de instalaciones, facilitan una serie de servicios y un lugar adecuado para hacer vida al aire libre, a cambio de precio y durante un período de tiempo limitado, sin que en ningún caso la permanencia pueda tener carácter de residencia habitual o de domicilio.

El nuevo decreto, que sustituye al vigente desde 2003, clasifica estos establecimientos en dos grupos: campings y áreas de pernocta de autocaravanas. Para ambas modalidades, se recoge un conjunto de características técnicas sobre accesos, viales, cerramientos, instalaciones fijas de uso colectivo, electricidad, agua potable o equipamientos higiénicos.

Fuente: Junta de Andalucía

Sarasola: “El alquiler vacacional ha llegado para quedarse, es una nueva forma de viajar”

El empresario Kike Sarasola asegura que la turismofobia ha sido utilizada por los grupos hoteleros para intentar prohibir los apartamentos turísticos”. En su opinión esta actuación “ha sido una gran equivocación”, porque el alquiler vacacional “ha llegado para quedarse, es una nueva forma de viajar. Si el cliente lo pide por qué no se lo vas a dar, siempre que sean legales, con licencia y regulados, aplicando el sentido común con leyes adecuadas”.

Además, Sarasola aboga por la regulación de la actividad ahora, “cuando estamos teniendo éxito” puesto que “es un nuevo modelo de negocio al que tenemos que aplicar una nueva regulación”. Además apuesta por un turismo de calidad, por la convivencia entre viajeros y residentes locales y por la aplicación de una tasa turística. El presidente y fundador de Room Mate Hotels, ha dado su opinión en el programa de antena 3 ‘Un café con Susanna’.

Leer noticia completa via hosteltur